Solo Perfumes 100% Originales English | Español
Menú

CÓMO USAR TUS FRAGANCIAS EN VERANO

Agosto 07, 2018






El verano es una estación que a todos nos gusta disfrutar, queremos estar preparados para divertirnos en cualquier ocasión y capturar sensaciones que nos aporten felicidad, por supuesto, eso incluye tener una buena fragancia que nos acompañe, pero siempre es importante saber cómo utilizarlas, debido a que puede que sean esencias que se adapten mejor a otras estaciones o que tengan consecuencias para nuestra piel si la usamos equivocadamente.

Tenemos que tener en cuenta ciertos factores al momento de usar las fragancias en verano, como lo son el aroma, qué tipo, la duración, dónde y cómo aplicarlo, y por supuesto el lugar para guardarlo al final de la temporada.

Para esta temporada se recomienda emplear aromas frutales para el día y florales para la noche, que den sensación de frescura, las orientales con ligeros toques de madera demuestran personalidad.

En general, recomendamos aplicar algo cítrico, fresco y acuoso, ya que dan la percepción de aire o brisa que uno quiere para combatir el calor, sobre todo si se está en la ciudad, pero para todas las épocas hay que usar el que más le guste a cada quién. También es bueno tener una esencia de día y otra diferente para la noche, porque en muchos lugares cuentan con importantes cambios de temperaturas en distintas horas y las actividades casi siempre son diferentes.

Ahora bien, qué tipo de fragancia llevar para la época es importante, para saber el tiempo de duración que tendrá y cómo aplicarlo, aunque todos funcionan más o menos por igual.

La dosis del Eau de Parfum tiene entre 20-25% de esencia, siendo de los más caros del mercado; el Eau de Toilette 15-20% con un rango de precio medio mientras que las colonias y body splash tienen la misma dosis entre 3 y 5 % de esencia, las cuales se consiguen a un precio más económico.

La permanencia de cada ejemplar variará según el grado de concentración que tengan, dado que el perfume huele menos en verano. Las altas temperaturas hacen que el proceso olfativo sea mucho más rápido, y además el sudor también sobresalta mucho a la fijación del aroma.

Algunas recomendaciones pueden ser tener la piel siempre bien hidratada, pero aún más en verano porque si está seca, absorberá el perfume y el olor se irá más rápidamente. Tomar dos litros de agua por día son necesarios; tratar de bañarse con agua tibia y usar una loción corporal ligera en todo el cuerpo; también existen humectantes que se usan bajo la ducha o aceites de ducha que son muy recomendables; uno de los mejores momentos para poner el perfume en la piel es luego de bañarse, ya que los poros están abiertos y penetra mejor, muchos perfumes tienen su versión en crema o las mismas cremas hidratantes tienen aroma.



"Perfumar la ropa es siempre una buena idea porque está más fría que la piel y el perfume dura más, además las fibras absorben el perfume mientras que la piel solo acepta el depósito del perfume sobre la piel pero nunca lo absorbe", sugirió Conti.

El lugar clave para aplicar la esencia para todos los días son el cuello y el pecho, pero para salir se vale rociar todo el cuerpo, no obstante en verano. Hay que tener muchísima precaución al usar perfume cuando se sabe que se va estar expuesto al sol, por ejemplo, cuando vayas a la playa.

La explicación científica es que muchas colonias contienen sustancias que reaccionan ante la exposición a los rayos solares, pudiendo llegar a provocar reacciones alérgicas o manchas en la piel.

La mejor solución para esto es vaporizar el perfume sobre las zonas que hacen que se irradie mejor al resto del cuerpo, que son: detrás de las orejas, en las muñecas, detrás de las rodillas, evita el cuello, así como es preferible perfumar prendas de vestir, pero ten cuidado con las ropas de tonos claros, puede notarse donde lo colocaste, también perfumar la cabeza o el cabello pero no debe hacerse a diario, porque el perfume contiene alcohol, y según su concentración, a la larga reseca el cabello y la piel de la cabeza.

Si lo aplicas lo más lejos posible, la distribución de la esencia será mejor, advirtiendo que se haga aproximadamente a 10 centímetros de distancia. Repetir su aplicación cada 5 o 6 horas preferiblemente, para mantener vivo el aroma.

Intenta no bañarte en perfume a primeras horas de la mañana, ya que el sentido del olfato no es muy sensible al despertarse y sentir la concentración e intensidad será algo difícil, así, nuestra nariz se acostumbra y uno mismo no siente el aroma el resto del día, pero la otra persona sí lo puede percibir y puede llegar a repugnar.

Después de terminada esta temporada, saber en qué lugar guardar nuestro perfume es primordial. El sitio adecuado de la casa para que la fragancias no se evapore es alejados de la luz (solar y artificial), del calor y de la humedad facilitará que duren más tiempo, sácalos del baño porque el vapor los destruye. Una cómoda o en el placard es el zona predilecta.



También es bueno acotar que mientras el frasco sea más grande es probable que se evapore más rápido a que si el envase es pequeño, debido al tiempo que posiblemente estará guardado o si tienes más de una fragancia por estación.

Sin importar qué perfume elijas al final, debe adaptarse por encima de todo a nuestras emociones y a los momentos y experiencias que deseamos tener.
"Hay que mantener un poco de verano, incluso en medio del invierno". – Henry David Thoreau